La Dieta Circadiana

Esta dieta se puso de moda a partir de un libro de la Dra. Daniela JAKUBOWICZ. En él  sostiene que así como el organismo está sincronizado con las oscilaciones de luz y temperatura del ambiente en ciclos de 24 hs para múltiples funciones como la vigilia y el sueño también hay ritmos metabólicos con los cuales se puede sincronizar la ingesta de comida para  bajar de peso comiendo.

Siendo que nuestro cuerpo consume menos energía a la noche, la conclusión obvia es que todo lo que comemos de noche queda en el cuerpo estancado formando grasa. En cambio lo que comemos durante las horas de mayor demanda energética se consume en sí mismo gracias a esa demanda. Y es justamente ese ritmo inverso el que muchas gorditas llevan cotidianamente: durante el día comen “liviano” porque están demasiado ocupadas con el trabajo, los chicos, mandados y mil y una cosas que hacen a lo largo del día. Y cuando llega la noche y bajan las revoluciones, se encuentra la familia en la cena y allí se hace la comida principal con abundancia y placer.

La realidad es que todo ese placer se deposita en tus caderas o abdomen!!! Tiene sentido verdad? Te sientes identificada?

Como efecto colateral positivo se sostiene que algunas condiciones bastante frecuentes entre las gorditas responden muy bien aliviándose gracias a esta dieta!  Entre ellas están el asma, artritis, problemas menstruales, infertilidad, menopausia y los asociados a la próstata por citar algunos. Nada mal verdad?
Así que sobre la base de que debes comer las comidas con proteínas en el desayuno y almuerzo y los carbohidratos en la cena te paso a continuación algunas ideas para que puedas manejarte en la cocina.
Un detalle más, la cena, idealmente debería ser temprano, tipo 18 hs o antes. Procurando dejar un descanso de 12 horas de ayuno a nuestro sistema digestivo durante las horas de baja actividad entre la cena y el desayuno del día siguiente). Si eres de las que no desayuna empieza mañana mismo a desterrar ese mal hábito que solo TE ENGORDA!!!

El esquema es fácil y tú puedes hacer las combinaciones que más te apetezcan:

Desayuno y almuerzo con proteína: carnes de todo tipo, huevos, lacteos, porotos

Cena con carbohidratos: frutas, verduras y cereales

Cuál es la medida? Con el desayuno debes quedar SATISFECHA hasta el almuerzo. Si sientes hambre a media mañana es que no comiste lo suficiente. Idem con el almuerzo. La cena al revés…quédate con hambre!

Y el consejo de sentido común:  si quieres adelgazar más rápido achica las porciones paulatinamente. De un día para el otro comer la mitad no te dará mejor resultado. El cuerpo necesita tiempo para revertir un hábito o reacciona RETENIENDO LA GRASA como alerta de hambruna!!! Dale ese tiempo reduciendo las porciones lentamente.

Ejemplos de desayunos

  • Omelette de espinaca u otras hojas con queso
  • Omelette de jamon
  • Sandwich de pan proteico con jamón y muzzarella
  • Yogur con cereales y nueces

Ejemplos de almuerzos

  • Bife de cordero con hongos y ensalada verde
  • Salpicón de ave
  • Ensalada de atun con panaché de verduras
  • Bifes de pescado con mostaza, tomates y muzzarella al horno
  • Pollo a la cacerola con verduras multicolor
  • Churrasco a la plancha con calabacín

Ejemplos de cenas

  • Pasta con pimientos
  • Hamburguesa de soja con hojas verdes
  • Arroz con espinacas
  • Lasagna de vegetales
  • Ensalada de frutas
  • Ensalada de trigo burgol con tomate, cebolla y perejil cortado chiquitito

 

No comments yet... Be the first to leave a reply!