Cómo superar la “meseta” en la dieta

Las llamadas “mesetas” son esos momentos horribles durante la dieta en que dejas de adelgazar. Te desesperas y te preguntas: qué estoy hacienda mal?

Te diría que la mayoría de las que nos sometemos a programas de adelgazamiento sufrimos de esos períodos. En ese momento debes poner más empeño para no claudicar en tu propósito y usar algunas tácticas que te ayuden a “renovar los votos”.

-          El primero es ANOTAR lo que estás comiendo. Sucede que luego de un tiempo de privación la mayoría nos damos algunos ”permisos” porque como veníamos bien nos parece que podemos incorporar algunas cositas prohibidas. Y esa “cosita” puede ser que sumada a lo largo de los días esté saboteando el descenso de peso. Si llevas un registro escrito se visualiza mejor lo que uno come. Para esto descarga GRATIS la AGENDA GUÍA PARA BAJAR DE PESO en el cabezal de esta nota y anota allí todo lo que comes, y de paso utiliza el resto de las estrategias que te propongo en la guía.

-          Pero puede ser que no solo estés menos exigente con lo que comes sino también con la CANTIDAD que comes. Anota también el tamaño de la porción SIN ENGAÑOS! Y trata de reducirla un poco..

-          Incrementa la actividad física. Si no hacías nada es el momento de empezar. Y si hacías es el momento de incorporar o más tiempo o más PESO. Esto es, la actividad aeróbica está muy bien para consumir calorías en este período. Pero a medida que el cuerpo se acostumbra al ejercicio aeróbico el consumo puede disminuir. En cambio si haces ejercicios de esfuerzo con PESAS éstas formarán fibra muscular, que demanda muchas calorías para el movimiento. Ese es el secreto por el cual los hombres adelgazan mucho más fácilmente que las mujeres…TIENEN MUCHA  MASA  MÚSCULAR que apenas ponen en movimiento quema cantidades de calorías y bajan rápidamente de peso!

-          Quizás la meseta es consecuencia de aburrimiento. Puede que tu programa sea muy monótono y que ya estés cansada de repetirlo. Pues cámbialo! Haz cosas distintas! Hay miles de menúes diferentes para probar. No temas salir de esa rutina siempre que sea por otra igualmente alineada con tus objetivos. Renuévate en todo lo que puedas para mantener el entusiasmo y no bajar los brazos.

-          Otro motivo para que la balanza no baje puede ser que estás reteniendo líquidos. Esto es muy común cuando estás menstruando o en los días previos. También puedes estar hinchada por comer muy salado o por tomar poco líquido. La medida de que estás eliminando bien es que debes orinar una vez por hora. De otro modo el líquido que estás tomando es insuficiente para eliminar de tu cuerpo todo lo que sobra.

Chequea todo esto y sobre todo, nunca pero nunca te des por vencida!

Recuerda que en cualquier objetivo sólo ganan los persistentes.

Fuerza y éxitos!

SOLEDAD MANZI

No comments yet... Be the first to leave a reply!