Beneficios del agua en la dieta

El cuerpo necesita agua para adelgazar pero también para cumplir sus funciones metabólicas. Tanto que si no se la suministras en cantidad suficiente simplemente tus órganos dejan de funcionar y en caso extremo mueres por deshidratación. Igual que si no le suministras oxígeno. Pero cuánta es el agua que necesitas?

Algunos dicen que se deben tomar entre 6 y 8 vasos de agua diarios, otros dicen que es mejor entre 8 y 12. Sin embargo hay gente que apenas toma un vaso al día e incluso con cierta repugnancia. Es tu caso? Si lo es toma en cuenta lo que sigue….

Quienes toman más agua, en general orinan más. Y siendo la orina el canal por donde uno elimina las grasas en forma de “cuerpos cetónicos” tiene sentido pensar que si orinas más eliminarás más grasa. Por ahí vamos bien. Así que vale la pena el esfuerzo de tomar más agua.

Pero además el agua ocupa un lugar en el estómago. Y si pruebas de tomar medio litro de agua un rato  antes de comer encontrarás que  apenas comienzas tu plato ya empiezas a sentirte satisfecha… entonces comes MENOS! Es una buena estrategia para implementar y te aseguro que es solo una cuestión de REPETIR Y REPETIR para formar el hábito.

Quizás al principio te de náuseas tomar agua con nada en el estómago….O incluso tu subconciente te sabotea y te OLVIDAS de hacerlo. Pues para eso busca maneras de recordarlo, por ejemplo pon alarmas en tu celular y cada  dos horas oblígate a tomar un vaso de agua. Cuando quieres acordar llegaste a la cantidad de agua ideal y ya estás avanzando en tus cambios de hábitos para un cuerpo delgado y saludable.

El agua tiene mucha relación con el éxito de tu dieta. Si no la tomas tu organismo puede enviarte una señal de alerta de sed que se confunde con hambre y te prendes del primer bocado que hay a tu alcance cuando solo necesitabas hidratarte!

Pero además tomando la cantidad necesaria de agua tu organismo tendrá estos beneficios:

  • Tus piernas y tobillos no se hincharán por retención de líquidos
  • Funcionará mejor tu hígado siendo más eficiente en la eliminación de toxinas
  • Tus riñones trabajarán activamente disminuyendo la posible formación de cálculos
  • Tu piel se verá más suave y brillante
  • Tendrás deposiciones más blandas evitando el estreñimiento
  • Evitarás dolores de cabeza muchas veces causados por deshidratación y disfunción hepática
  • Los cartílagos estarán más hidratados disminuyendo el dolor articular.

Te perderás todos estos beneficios solo por no tomar agua?

 

No comments yet... Be the first to leave a reply!