10 tips infalibles para el éxito de tu dieta

Si eres gordita como yo presumiblemente te gusten las comidas “ricas”. Y son “ricas” porque tienen en abundancia todos esos inventos deliciosos pero pésimos para la salud y la figura : grasas, sal, azúcar refinada, frituras y harinas blancas! Demonios que  intoxican nuestro cuerpo pero son un deleite para el paladar.

Y la verdad- verdad es que suprimir  papas fritas, hamburguesas, torta de chocolate y dulce de leche, masitas y bizcochos, saladitos, croquetas y huevos fritos es una tortura pero al final del mes, cuando la ropa baja de talle, te sientes una diosa! Así que vale la pena.

A continuación te cuento 10 recursos que usé para no ceder a las tentaciones y lograr mantenerme firme en mi dieta!  Ahí van:

  1. A mi hora de comer siempre mi comida ya está pronta. Solo calentar y servir. Pues constaté que si me pongo a cocinar en el momento, siempre me llevo alguna “cosita” a la boca y termino comiendo el doble! Esto requiere un poco de planificación previa, por ejemplo cuando cocino hago varias porciones y las guardo ya separadas y listas en el freezer. Así cuando llega el momento es solo juntar las piezas y comer lo justo.
  2. Mi momento de comer es de dedicación exclusiva. No hago nada más mientras estoy frente a mi comida. No miro televisión, no trabajo, no estoy frente a la computadora y no estoy pendiente de nadie más. Solo de mí. Una buena estrategia para acompañar ese momento puede ser escuchar música relajante o un audio de crecimiento personal. Siempre cosas que estimulen a lo positivo.
  3. Armo mi comida en una bandeja con todo lo que voy a comer. Con este tip me di cuenta de cuánto comía de más haciéndolo de a poquito! Pues con la porción de proteínas ( sea de pollo, quesos, carnes, huevos), las verduras, la tostada, el vaso grande de agua y la taza de té, todo junto en mi bandeja realmente luce como una barbaridad de comida que en general me cuesta terminar.
  4. ANTES de tomar los cubiertos hago 20 respiraciones profundas desde el tantien. Esta es una práctica del Chi-Kung, una disciplina china milenaria que me sienta de maravillas. La respiración profunda inflando el bajo vientre en la inspiración y liberando lentamente el aire en la expiración tiene varios efectos: el mejor de todos la oxigenación que es revitalizadora para todo el organismo. El otro efecto es el relajante: o sea, me siento a la mesa dejando el estrés en la oficina y disponiendo media hora de paz para mi ceremonia nutricional. El otro efecto es que como consecuencia de la relajación que esto produce, baja la ansiedad y el apetito!
  5. Tomo un vaso de 400cc de agua ANTES de empezar la comida. Te aseguro que es la forma más fácil de comer MENOS. Te imaginas el volumen que eso ocupa en tu panza? A los pocos bocados ya tienes sensación de haberte comido un cordero entero!
  6. Mastico lentamente cada bocado. Esto no solo favorece una mejor digestión sino que además le da tiempo al organismo de registrar que está satisfecho pues al cerebro le toma 20 minutos registrar la sensación de saciedad. Si comes muy rápido y apenas masticas es seguro que comerás de más y no te habrás dado cuenta siquiera que era muchísimo más de lo que tu organismo necesita.
  7. Tomo un té termogénico o estimulante como cierre de comida. El té al final tiene varios efectos positivos para tu dieta. Como rutina te genera  un reflejo condicionado: cuando lo tomas ya queda registrado en tu inconsciente que se terminó hasta la próxima hora de comer y eso suma a tu autodisciplina y evitar las picaditas extras. Pero además en tu organismo, dependiendo de la hierba o preparado que tomes puedes acelerar tu metabolismo, quemar grasas, liberar radicales libres, efecto antioxidante,  estimular tu sistema nervioso para no deprimirte, y un sinfín de beneficios más de ciertas hierbas. Fíjate una receta termogénica (quemagrasas) en este artículo: http://flacaysana.com/el-efecto-termogenico-y-los-alimentos-quemagrasa/
  8. Me lavo los dientes enseguida del té. Otro reflejo condicionado que borra todo rastro de deseo en tu paladar. Lávate los dientes inmediatamente y utiliza incluso un enjuague bucal casero y económico como lo es una disolución de agua oxigenada de 10 vol con agua (50/50) para eliminar todo resto de bacteria alimentaria. Así tendrás un aliento fresco hasta la próxima comida y tu cerebro registra que por ahora se terminó y no queda segregando saliva sin saber si vienen más bocados!
  9. Mis comidas principales son desayuno y almuerzo. Para la cena reservo frutas o vegetales con algún queso o ricota magra. Y me cuido de dejar mi sistema digestivo en reposo por 12 horas. En mi biorritmo esto es que de 18 hs a las 6.00 no ingiero ningún alimento y permito que mi cuerpo esté en fase de desintoxicación. Con esto soy un absoluto reloj en el baño!

10. No creo que hubiera adelgazado sin ejercicio. La verdad, hasta que comencé a ir al gimnasio me era imposible sostener una dieta estricta más de 4 días. Y debo confesar que al segundo día ya me sentía deprimida. Ahora entiendo que eso era por la baja secreción de endorfinas que son las hormonas de la felicidad. Gracias al ejercicio que estimula mi sistema endócrino  puedo estar bajo una dieta estricta y sentirme igualmente vital y enérgica. Es lo que más te recomiendo!!! Aunque sé lo difícil que es sostener una rutina de gimnasio…yo misma lo postergué durante 20 años!

Espero que estos tips te ayuden en tu proceso que es personal y único. Si usas tus propias claves, compártelas!!!

Fuerza y éxitos

SOLEDAD MANZI

 

No comments yet... Be the first to leave a reply!